YouTube y Cirugía Plástica

YouTube y Cirugía Plástica

En el primer estudio para evaluar vídeos de YouTube sobre tratamientos de cirugía plástica facial, los investigadores de la Universidad de Rutgers descubrieron que la mayoría son campañas de marketing engañosas publicadas por profesionales médicos no cualificados. YouTube es, muchas veces, una fuente de desinformación y confusión sobre cirugía plástica y estética.

Los millones de personas que acuden a YouTube como fuente de información sobre cirugía plástica facial reciben una falsa comprensión que no incluye los riesgos o las opciones alternativas, dijo el autor principal Boris Paskhover, especialista en cirugía plástica facial y reconstructiva y profesor asistente en el departamento de otorrinolaringología de la Facultad de Medicina de Rutgers en Nueva Jersey.

El estudio aparece en JAMA Facial Plastic Surgery.

“Los videos sobre la cirugía plástica facial pueden ser principalmente campañas de marketing y pueden no ser totalmente educativos”, dijo Paskhover.

Paskhover y un equipo de estudiantes de Rutgers New Jersey Medical School evaluaron 240 vídeos vistos con 160 millones de vistas combinadas que resultaron de búsquedas de palabras clave para “blefaroplastia”, “cirugía de párpados”, “rellenos dérmicos”, “rellenos faciales”, “otoplastia” , “cirugía de las orejas”, “ritidectomía”, “estiramiento facial”, “aumento de labios”, “rellenos de labios”, “rinoplastia” y / o “rinoplastia”.

YouTube y Cirugía Estética

Los investigadores evaluaron los vídeos utilizando los criterios DISCERN, una escala para evaluar la calidad de la información médica presentada en línea o en otros medios, que toma en cuenta los riesgos, una discusión de las opciones no quirúrgicas y la validez de la información presentada. Los investigadores también evaluaron a las personas que publicaron los videos, incluidos si eran profesionales de la salud, pacientes o terceros. Los médicos fueron calificados por el estado de sus titulaciones en la base de datos de la American Board of Medical Specialties (Junta Americana de Especialidades Médicas).

Los resultados revelaron que la mayoría de los vídeos no incluían profesionales cualificados en los tratamientos presentados, incluidos 94 vídeos sin ningún profesional médico. Setenta y dos vídeos, con médicos certificados por la American Board of Medical Specialties, tenían puntuaciones DISCERN relativamente altas y proporcionaron información valiosa para el paciente.

“Sin embargo, incluso los vídeos publicados por cirujanos legítimos certificados por la Junta pueden ser herramientas de marketing hechas para parecer vídeos educativos”, dijo Paskhover.

“Los pacientes y médicos que usan YouTube con fines educativos deben ser conscientes de que estos vídeos pueden presentar información sesgada, estar desequilibrados al evaluar los riesgos versus los beneficios y no ser claros acerca de las cualificaciones de los profesionales”, dijo Paskhover. “YouTube es para marketing. La mayoría de las personas que publican estos vídeos intentan venderte algo”.

 

Personal alta cualificación

Un gran equipo de profesionales de la salud a tu servicio.

PROFESIONALES MÉDICOS
Instalaciones última generación

Los medios más avanzados junto con las mejores técnicas.

CLÍNICA MONTPELLIER

PIDE CITA SIN COMPROMISO

876 26 46 65  –  976 38 34 34