Resultados en cirugía plástica

dr secorun

 

La cirugía plástica se utiliza a menudo para lograr el equilibrio estético, pero también puede utilizarse para ayudar a los pacientes a lograr el equilibrio emocional. La autoestima de una persona es una parte importante de su salud y bienestar y puede verse afectada por muchos factores como la edad, el sexo y la imagen corporal.

Doctor, durante el ejercicio de 2021 se realizaron en España miles de intervenciones de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora. ¿Son artificiales los resultados de estas operaciones?

Una de las preguntas que mis pacientes más me hacen es: «¿Mis resultados tendrán un aspecto natural?». Mi respuesta es siempre la misma: si buscas resultados realistas, sí. La clave es ser siempre honesto consigo mismo sobre lo que se espera conseguir.

Siempre es importante recordar que la cirugía plástica cambia el cuerpo, no lo transforma en uno nuevo. Esto significa que, por mucho que se opere, nunca cambiará quién es ni le convertirá en una persona diferente. Sólo se puede trabajar sobre lo que ya existe y mejorarlo de manera que al paciente le permita apreciar mejor su cuerpo y sentirse más seguro de su apariencia.

Por eso queremos que todos nuestros pacientes vengan con objetivos realistas. Hacemos todo lo posible para ayudar a convertir esos objetivos en una realidad. Siempre es importante recordar que la cirugía plástica no es una «solución rápida».

Según las estadísticas oficiales, la ginecomastia o cirugía de pectorales es el tratamiento más demandado por el sexo masculino. ¿Cada vez son más hombres los que se someten a tratamientos de cirugía estética?

La cirugía plástica ya no es sólo para las mujeres.

Aunque éstas han sido durante mucho tiempo la mayoría de los solicitantes de cirugía plástica, los hombres también recurren cada vez más a estos tratamientos. La imagen corporal y la confianza en sí mismo son factores que motivan a los hombres a buscar un cirujano plástico. Muchos hombres están acomplejados por su aspecto y desean sentirse bien con su cuerpo. Con estas motivaciones en mente, los hombres han estado buscando la ayuda de los cirujanos plásticos y las cifras han ido en aumento. Los hombres recurren ahora a la cirugía para corregir los pechos demasiado desarrollados, reducir los efectos del envejecimiento, mejorar su imagen y remodelar el contorno facial y corporal.

El trastorno dismórfico corporal es una obsesión o preocupación excesiva por defectos físicos imaginarios, leves o incluso imperceptibles por los demás. A nivel general, ¿se considera adictiva la cirugía estética?

Tras 25 años de experiencia puedo afirmar que la cirugía estética no suele crear adicción. La idea de que la cirugía estética es sólo para personas obsesionadas con su apariencia es uno de los mayores mitos del sector. La realidad es que la mayoría de las personas acuden a la cirugía estética porque padecen una dolencia que afecta a su aspecto y a su autoestima.

Los estudios han demostrado que la mayoría de las personas que se someten a la cirugía estética están contentas con los resultados de su primera intervención y no sienten la necesidad de volver a repetirlos. Esto es especialmente cierto en el caso de los pacientes que tienen expectativas realistas, que tienen un estado de ánimo saludable y que comprenden los riesgos que conlleva.

Sin embargo, algunas personas se someten a varias intervenciones, incluidos los retoques y las revisiones. Esto suele deberse a varias razones:

1- La persona siente que su cirugía original no ha dado los resultados que esperaba conseguir.

2- La persona ha desarrollado nuevas preocupaciones sobre sí misma o su apariencia.

3- La persona está satisfecha en general con los resultados de la primera intervención, pero cree que podría mejorarlos.

El cirujano plástico debe estar atento para identificar a estos pacientes y hacerles ver la realidad entendiendo que, a veces, más cirugía no es la respuesta.

Existe el llamado “turismo de cirugía plástica”. Diversas compañías y países ofrecen publicidad y paquetes vacacionales que “incluyen” operaciones de cirugía estética para los turistas, aparentemente a un precio más económico que en España. ¿Resulta realmente más barato viajar al extranjero para someterse a una intervención de cirugía estética?

Aunque es lógico tener en cuenta los costes de cualquier tratamiento quirúrgico, es importante saber que el coste de una cirugía plástica en el extranjero puede ser sólo una fracción de lo que un paciente tendrá que pagar si experimenta complicaciones o resultados insatisfactorios. Al viajar a otro país para someterse a una cirugía plástica, es importante tener en cuenta la experiencia del cirujano elegido y las instalaciones de la clínica. Si surgen problemas en la operación, puede ser difícil que éstos se solucionen antes de regresar a casa. Las complicaciones son raras, pero pueden ocurrir. Cuando se trata de la salud, la calidad y la seguridad son los dos factores más importantes. Nunca debemos olvidar que la salud no tiene precio.

La cirugía plástica concede cambios físicos, pero también puede cambiar la vida de muchas personas, siendo una buena solución para los problemas psicológicos a consecuencia de una baja autoestima. ¿Hasta qué punto son necesarias estas operaciones para los pacientes? ¿Se trata de algo pasajero? ¿Puede hablar de algún caso concreto que le haya impactado durante su carrera?

La cirugía estética tiene fama de ser una solución superficial a problemas profundos, pero la verdad no podría ser más diferente. Los hombres y mujeres que se someten a la cirugía plástica sienten que el tratamiento les ayuda a vivir una vida más plena. Algunos experimentan una mejora de la confianza en sí mismos y se sienten más cómodos con su aspecto, mientras que otros disfrutan de sentimientos de mayor autoestima.

Por ejemplo, una de las cirugías más comunes es la rinoplastia, que puede realizarse tanto por motivos estéticos como médicos. Un tabique desviado, por ejemplo, puede impedir la respiración nasal, lo que a su vez puede provocar apnea del sueño. Por eso, una operación de nariz puede no ser en absoluto una cuestión de vanidad, sino que puede mejorar literalmente la salud.

Del mismo modo, la cirugía de reducción de mamas puede realizarse porque los pechos de una mujer son tan grandes que le causan dolor de espalda y puede tener el beneficio añadido de hacer que se sienta más segura de su cuerpo.

Los hechos constatan que la cirugía plástica no es una moda pasajera, forma parte de nuestras vidas y contribuye a mejorar la calidad de vida de nuestros pacientes.

Además, la cirugía plástica no sólo tiene fines estéticos; también puede utilizarse para reparar una desfiguración causada por un accidente o un defecto de nacimiento.

Recuerdo un paciente que tuve hace años. Se trataba de un niño de 6 años que había sufrido múltiples mordeduras de un perro en la cara con un gran destrozo de tejidos. Después de varias intervenciones logré que recuperara su aspecto y hoy en día es una persona normal. No sé si se acordará de mí, pero estoy orgulloso de lo que le ayudé a conseguir.

Si está considerando la posibilidad de someterse a una cirugía plástica, probablemente sea porque ha llegado a un punto de su vida en el que siente que le falta algo. Para algunas personas, se trata de un vacío emocional; para otras, de un malestar o dolor físico. Sea cual sea el motivo, la cirugía plástica puede ayudarle a conseguir el equilibrio que necesita para volver a sentirse completo.

 

Personal alta cualificación

Un gran equipo de profesionales de la salud a tu servicio.

PROFESIONALES MÉDICOS

Instalaciones última generación

Los medios más avanzados junto con las mejores técnicas a disposición de los pacientes.

CLÍNICA MONTPELLIER

PIDE CITA SIN COMPROMISO

876 26 46 65