prp plasma rico en plaquetas 2 Plasma Rico en Plaquetas

Plasma Rico en Plaquetas

¿Qué es el plasma rico en plaquetas con factores de crecimiento?

El PRP, o plasma rico en plaquetas, es una terapia médica innovadora que aprovecha las propias plaquetas de la sangre del paciente para estimular la regeneración de tejidos y promover la curación natural de la piel, lo que lo convierte en un enfoque efectivo para el rejuvenecimiento facial y la mejora de la apariencia de la piel. Este procedimiento ayuda a desencadenar procesos biológicos que favorecen la producción de colágeno, la elasticidad de la piel y la reducción de arrugas, contribuyendo así a un aspecto más joven y saludable.

El objetivo principal del uso de PRP en el rejuvenecimiento facial es ayudar a que los tejidos de la piel se regeneren más rápidamente y a prevenir el envejecimiento cutáneo. Este tratamiento ha estado en desarrollo durante más de 20 años y ha demostrado ser seguro y ampliamente utilizado en procedimientos de rejuvenecimiento facial.

La gran ventaja es que se utiliza la propia sangre del paciente, lo que lo hace seguro y compatible con el cuerpo.

El PRP contiene unos elementos sanguíneos llamados plaquetas, que estimulan el crecimiento de la piel mediante la activación de las células madre y otras células en el microentorno de la piel. Las plaquetas son ricas en factores de crecimiento y proteínas, esto es, unidades muy importantes por su gran contenido en mediadores biológicos. 

Estos factores de crecimiento epidérmico tienen la capacidad de acelerar la reparación de tejidos como la piel, grasa, pelo y cartílago articular entre otros.

La utilización del plasma rico en plaquetas, los factores de crecimiento y las proteínas con actividad biológica supone un enorme avance en la medicina del rejuvenecimiento facial sin cirugía.

¿Cómo se realiza?

prp terapia Plasma Rico en Plaquetas

El tratamiento se realiza en la consulta y dura 40 minutos. Realizamos la extracción de una muestra de sangre del paciente y mediante centrifugación con la tecnología adecuada, se aíslan las plaquetas y se activan sus factores de crecimiento.

Una vez obtenida esta preparación, se inyecta en la zona a tratar.

Técnica

  1. Extracción de sangre: En primer lugar, se toma una pequeña cantidad de sangre, similar a lo que haría para un análisis de laboratorio rutinario.
  2. Centrifugación: Luego, esa sangre se coloca en una máquina especial llamada centrífuga, que gira rápidamente para separar los componentes de la sangre. Esto separa el plasma rico en plaquetas del resto de los elementos sanguíneos.
  3. Obtención del PRP: El plasma rico en plaquetas resultante es una porción concentrada de la propia sangre que contiene una alta cantidad de plaquetas, factores de crecimiento y otras proteínas importantes para la reparación de los tejidos.
  4. Aplicación: Finalmente, el PRP se aplica en la zona a tratar, ya sea en el rostro para el rejuvenecimiento facial o en el cuero cabelludo para estimular el crecimiento del cabello. Se administra mediante microagujas en la piel.

Usos del PRP

Rejuvenecimiento facial: El PRP se utiliza para mejorar la textura de la piel, reducir arrugas y líneas finas y aumentar la producción de colágeno. Esto proporciona un aspecto más juvenil y fresco en la piel.

Estimulación del crecimiento del cabello: En el tratamiento capilar, el PRP se inyecta en el cuero cabelludo para fortalecer los folículos pilosos y estimular el crecimiento del cabello. Puede ser efectivo para combatir la caída del cabello y mejorar la densidad capilar.

El secreto del éxito terapéutico radica en la correcta obtención, activación y aplicación de las plaquetas y sus factores de crecimiento. Para ello se requiere personal especializado y cumplir con las normativas de la ley de manejo de sangre.

Los resultados de las investigaciones más recientes indican más bien que se podría interrumpir o al menos retrasar el envejecimiento de los tejidos.

¿A quién le recomendamos este tratamiento?

A personas que no desean tratamientos invasivos, agresivos o una apariencia antinatural. Está indicado en pacientes que desean un aspecto natural y para mantener su aspecto juvenil sin el uso de sustancias externas. El objetivo de este tratamiento es hacerte lucir fresca y descansada como lo hacías hace 10 años, y eliminar el aspecto facial cansado y sin vida mientras se corrigen otras irregularidades estéticas y rejuvenece el cuello, el escote y la cara. Es crucial que no tengas prisa por ver los resultados porque éstos mejoran con el tiempo, lo que se adapta a las personas que prefieren cambios graduales y no inmediatos. También evitará preguntas indiscretas porque mantendrás tu aspecto natural.

Por provenir de la sangre del mismo paciente, es un producto seguro, y por lo tanto no tóxico, sin posibilidades de rechazo ni contagio de enfermedades infecciosas. El plasma rico en factores de crecimiento bloquea la degradación del colágeno y en consecuencia estimula la regeneración del mismo. El efecto final en consecuencia es la mejora de la vascularización y del riego sanguíneo estimulando el crecimiento de las células madre del tejido.

Por tratarse de la dermis localizada debajo de la piel, la técnica de inyección de estos factores es muy sencilla de realizar.

Este tratamiento se recomienda a partir de los 30 años; el Plasma Rico en Plaquetas está directamente relacionado con el grado de envejecimiento de cada paciente, con su tipo de piel y las lesiones previas, por eso, las sesiones necesarias para resultados duraderos, varían de una persona a otra. Habitualmente se requieren tres aplicaciones consecutivas de plasma rico en factores de crecimiento al año. Dichas sesiones están espaciadas un mes entre una sesión y la siguiente.

La aplicación de la técnica de plasma rico en factores de crecimiento se realiza en miles de pacientes en diferentes países. Es absolutamente segura en manos especializadas y sus resultados son altamente satisfactorios.

Indicaciones del Tratamiento con Plasma Rico en Plaquetas

  • Rejuvenecimiento facial
  • Flacidez del cuello
  • Surcos nasogenianos
  • Arrugas periorales y periorbitales
  • Remodelación de pómulos
  • Remodelación mejillas
  • Rejuvenecimiento de manos
  • Pérdida del cabello
  • Remodelación de labios
  • Cicatrices de Acné
  • Arrugas del escote
  • Cicatrices antiguas
  • Estrías post-embarazos o sobrepeso

Ventajas del tratamiento con PRP

  1. Seguridad: Dado que se utiliza la propia sangre de la persona, el riesgo de reacciones alérgicas o efectos secundarios es mínimo.
  2. Naturalidad: Los resultados del PRP son graduales y naturales, lo que significa que la apariencia no cambia repentinamente. Aunque los resultados del PRP pueden no ser inmediatamente visibles, con el tiempo notará mejoras en la textura de su piel. Esto permite una transición gradual y natural hacia una apariencia rejuvenecida.
  3. Rapidez: Como mencionamos, el tratamiento generalmente se realiza en la consulta médica y suele llevar alrededor de 40 minutos, por lo que es una opción muy adecuada para personas ocupadas. No requiere un tiempo de ausencia del trabajo o actividades cotidianas.
  4. Sencillez: El tratamiento con PRP se realiza de forma ambulatoria, lo que significa que no es necesario ingresar a un hospital ni pasar la noche en una clínica. Esto reduce significativamente la incomodidad y el tiempo dedicado al tratamiento.
  5. Mínimo tiempo de recuperación: Después de la sesión, la mayoría de las personas pueden regresar a sus actividades normales de inmediato. No es necesario un período de recuperación ni tiempo de inactividad.
Personas felices con la financiación de su cirugía plástica

Financiación hasta en 5 años
Pago en 12 meses sin intereses

Terapia regenerativa avanzada

El tratamiento con PRP es una opción adecuada para quienes buscan mejoras estéticas y de salud sin la necesidad de cirugía invasiva o tiempos de recuperación prolongados. Su simplicidad y beneficios, combinados con resultados efectivos, hacen que sea una elección popular para el rejuvenecimiento facial, la estimulación del crecimiento del cabello y otras aplicaciones médicas y estéticas.

La tecnología del plasma rico en factores de crecimiento lleva más de una década en constante evolución y desarrollo, lo que además ha convertido a este procedimiento en un tratamiento seguro, biocompatible y estandarizado en las terapias de rejuvenecimiento facial. El estudio minucioso de los procesos de reparación tisular ha permitido descubrir la importancia y el papel fundamental que juegan las plaquetas. 

La terapia PRP ha demostrado ser efectiva como una modalidad de tratamiento médico en los campos de especialidades como la cirugía plástica, cirugía oral, neurocirugía, medicina deportiva y ortopedia

El tratamiento con PRP en el rejuvenecimiento facial ofrece una alternativa natural y segura para mejorar la apariencia de la piel, estimulando la regeneración de tejidos, reduciendo arrugas y promoviendo un aspecto más joven y saludable sin la necesidad de cirugía o productos químicos, lo que lo convierte en una opción atractiva para muchas personas preocupadas por su aspecto.

Personal alta cualificación

Un gran equipo de profesionales de la salud dedicados a tu servicio.

Instalaciones última generación

Los medios más avanzados junto con las mejores técnicas a disposición de los pacientes.

Testimonios

"Un trato humano fuera de serie que solo es superado por su profesionalidad. Excepcional. "
M.R.G. · PLASMA RICO EN PLAQUETAS