Evolución de las prótesis

Evolución de las prótesis

La Sociedad Americana de Cirujanos Plásticos ha publicado recientemente sus estadísticas anuales. El aumento de pecho ha sido nuevamente la cirugía realizada con más frecuencia y el 72% de los aumentos se realizó con prótesis de silicona en comparación con solo el 28% de solución salina. La preferencia por la silicona sobre la solución salina es una inversión de las tendencias de hace una década. A principios de la década de 1990, en EE. UU. hubo una gran controversia sobre la fiabilidad de la silicona y la FDA respondió con una prohibición de su uso, excepto cuando formaba parte de un estudio de seguridad. Los implantes permanecieron disponibles y ampliamente utilizados en Europa y América del Sur. El estudio de aprobación previa de la FDA recopiló datos durante catorce años antes de devolver el implante de silicona a la lista de dispositivos médicos aprobados. El año 2006 fue el momento de su regreso al mercado, pero el producto se modificó para abordar las inquietudes planteadas.   

Los implantes de silicona generalmente se consideran superiores hoy en día debido a su sensación natural y durabilidad.

Evolución de las prótesis mamarias.

Primera generación: (1962) el implante original tenía una cubierta gruesa (0,25 mm en promedio) rellena con un gel de silicona viscoso grueso. Poseia un parche de Dacron en la base. Los implantes fueron controvertidos cuando salieron por primera vez, pero rápidamente se hicieron populares.

Segunda generación: (1970) Unos 10 años más tarde, la pared se redujo a 0,13 mm y se utilizó un gel más fluido en el interior. Este cambio se realizó para proporcionar una sensación más suave.

Tercera generación: (1980) Se desarrolló una cubierta gruesa reforzada con sílice para el implante de silicona, para mejorar la resistencia de la envoltura exterior. Esta generación tenía un contenido de gel mucho más fluido, en comparación con el grosor de la pared. El gel tenía más probabilidades de migrar cuando la pared sufría algún daño. Estos son los implantes que generaron la polémica de hace veinte años.

Cuarta generación: (1992) La cubierta se hizo más fuerte y el gel fue más cohesivo en respuesta a los problemas que se habían identificado. El gel cohesivo se pega a sí mismo y es muy improbable que se “salga” si la pared se rompe.

Quinta generación: (2012) La modificación más reciente que ha sido aprobada por la FDA es el ” gummy bear ” o implante estable de silicona cohesiva. Tiene un gel mucho más denso en el interior y una forma de mayor resistencia en la parte inferior con texturas especiales en la superficie. Esta última adaptación ha aumentado la seguridad de los implantes y esto permite una mayor duración. Además admite más opciones para personalizar la selección de implantes para cada paciente.

Hace veinte años los implantes de silicona se mantuvieron bajo sospecha. Se realizaron cuidadosos ensayos clínicos para confirmar su seguridad. Hoy en día las prótesis mamarias son el tipo de implante más ampliamente utilizado en España y gozan de unos altos niveles de calidad y garantía. Su seguridad es su principal característica y el número de mujeres que las portan sin ningún tipo de problema es el mayor de la historia de la cirugía plástica.

 

Personal alta cualificación

Un gran equipo de profesionales de la salud a tu servicio.

PROFESIONALES MÉDICOS
Instalaciones última generación

Los medios más avanzados junto con las mejores técnicas.

CLÍNICA MONTPELLIER

PIDE CITA SIN COMPROMISO

876 26 46 65  –  976 38 34 34