¿Qué son los pezones invertidos? Causas y cómo corregirlos

pezón invertido

Alrededor del 10% de las mujeres tienen pezones invertidos, una condición que puede impactar negativamente en su autoestima y confianza. Afortunadamente, existe una solución efectiva y sencilla mediante cirugía estética que puede corregir este problema.

En este artículo, te proporcionamos toda la información necesaria sobre los pezones invertidos, incluyendo sus causas y los métodos disponibles para corregirlos. Nuestro objetivo es que te sientas más segura y tranquila con tu cuerpo. ¡No te preocupes! Estamos aquí para ofrecerte el apoyo que necesitas.

Aunque en la mayoría de los casos no está relacionada con problemas graves de salud, es importante no descartar posibles condiciones más serias, como el cáncer e ir a visitar a un especialista. A continuación, te explicamos todo lo que necesitas saber sobre los pezones invertidos y cómo reconocer esta condición.

¿Qué es el pezón invertido?

El pezón invertido es una alteración en la que el pezón, en lugar de sobresalir por encima de la areola, se retrae hacia el interior del pecho. Esta retracción ocurre debido al acortamiento de los conductos galactóforos y las fibras musculares que conectan el pezón con la glándula mamaria. Como resultado, ni el frío ni la estimulación erógena son capaces de provocar que el pezón salga hacia fuera.

Normalmente, el pezón es una pequeña protuberancia ubicada en el centro de la mama, rodeada por la areola, un área de piel ligeramente pigmentada y muy sensible. Su función principal es la lactancia materna, permitiendo la salida de la leche a través de los conductos mamarios. Sin embargo, en el caso de los pezones invertidos, esta función puede verse comprometida.

El pezón invertido puede ser una anomalía congénita, presente desde el nacimiento, o puede desarrollarse a lo largo de la vida. Esta condición, aunque frecuente, puede tener un impacto significativo tanto estético como funcional, especialmente en lo relacionado con la lactancia materna.

Grados de pezones invertidos

Existen tres grados de pezones invertidos, cada uno con características y niveles de severidad diferentes. La clasificación de estos grados es esencial para determinar el tratamiento más adecuado y las posibles complicaciones.

  • Grado I: Este es el grado más leve. El pezón puede extraerse fácilmente hacia fuera con una leve manipulación, e incluso puede salir por sí solo en respuesta al frío o a la estimulación erótica. Los conductos lácteos no están afectados, por lo que la lactancia materna es posible sin mayores complicaciones. Este tipo de pezón invertido también es conocido como «pezón tímido».
  • Grado II: En este caso, es necesario manipular el pezón para que salga hacia fuera, pero una vez que se suelta, tiende a volver a su posición invertida. La fibrosis y una leve retracción de los conductos lácteos son las principales causas de esta condición, lo que puede complicar la lactancia materna. Las pacientes con pezones invertidos de grado II pueden requerir intervenciones más específicas para amamantar de manera efectiva.
  • Grado III: Este es el grado más severo de pezones invertidos. El pezón no puede ser extraído manualmente, y la lactancia materna se vuelve extremadamente difícil o incluso imposible. La retracción es tan significativa que puede llevar a problemas de higiene, como eccemas e infecciones recurrentes, debido a la acumulación de humedad y bacterias. En estos casos, la cirugía reconstructiva puede ser necesaria para corregir la condición y evitar complicaciones adicionales, como sarpullidos, dolor en el pezón, mastitis recurrentes y obstrucción de los conductos lácteos.

Causas de los pezones invertidos

Los pezones invertidos pueden ser congénitos o adquiridos, y sus causas varían según cada caso. Debemos decir que también pueden darse casos de pezón invertido en hombres.

1. Causas congénitas

Este tipo de pezón invertido ocurre debido a la presencia de bandas fibrosas en el tejido mamario que impiden el desarrollo normal del pezón. Estas bandas tiran del pezón hacia adentro, evitando que sobresalga al exterior. Esta alteración está presente desde el nacimiento y es hereditaria en algunos casos.

2. Causas adquiridas

Los pezones invertidos adquiridos son más comunes y pueden desarrollarse por diversas razones:

  • Envejecimiento: Con el paso del tiempo, algunas mujeres desarrollan pezones invertidos como parte de un proceso benigno y fisiológico.
  • Mastitis: Esta inflamación del tejido mamario, a menudo asociada a infecciones durante la lactancia, puede provocar la retracción de los pezones. La mastitis se caracteriza por inflamación, fiebre y malestar general.
  • Ectasia o dilatación del conducto mamario: Según la Clínica Mayo, esta condición se produce cuando uno de los conductos galactóforos se ensancha y sus paredes se engrosan, llenándose de líquido que se espesa y obstruye la zona, causando inflamación y retracción del pezón.
  • Tejido mamario denso: La densidad del tejido mamario puede provocar la retracción de los pezones, haciendo que se inviertan.
  • Enfermedades oncológicas: El pezón invertido puede ser un síntoma de ciertos tipos de cáncer de mama. 

Comprender las causas de los pezones invertidos es crucial para abordar adecuadamente la condición y así lo hacemos en la Clínica del Doctor Secorun. De esta manera nos aseguramos de utilizar el tratamiento más adecuado según el origen del problema. 

¿Cómo corregir el pezón invertido?

Para corregir el pezón invertido, la cirugía de pezones invertidos es la opción más eficaz, especialmente cuando se realiza por especialistas en este tipo de intervenciones. La operación de pezón invertido es un procedimiento sencillo que suele durar entre 30 y 40 minutos y se realiza con anestesia local. La cicatriz resultante es mínima y casi imperceptible, lo que permite a los pacientes retomar sus actividades diarias rápidamente.

La elección del método quirúrgico depende del grado de inversión del pezón. En los casos de grado I y II, se intenta preservar los conductos galactóforos, lo cual es crucial para las mujeres que desean amamantar en el futuro. Sin embargo, en los casos de grado III, la cirugía suele requerir el corte de estos conductos para asegurar una corrección efectiva. Es fundamental consultar con un profesional para recibir una evaluación personalizada y un plan de tratamiento adecuado.

Además de la operación de pezones invertidos, existen métodos no quirúrgicos que pueden ser efectivos en casos leves. Por ejemplo, los ejercicios de Hoffman, que consisten en estirar el pezón hacia fuera durante unos segundos varias veces al día, pueden ayudar a corregir el pezón sin necesidad de cirugía. Otra opción son los escudos formadores, dispositivos que se colocan sobre la areola y ejercen presión para ayudar al pezón a protruir.

En cuanto a la cirugía para el pezón invertido, esta puede dirigirse tanto a corregir la causa subyacente como a reconstruir el pezón. La técnica más común implica realizar una pequeña incisión en la base del pezón y tirar de él hacia fuera, colocándolo en su posición natural y suturándolo para mantenerlo en su lugar. Este procedimiento se realiza con anestesia local y es bastante sencillo.

Con los avances en la cirugía de pezones invertidos, cada vez hay más técnicas disponibles para realizar este procedimiento de manera menos invasiva y más efectiva. Según avanza el tiempo, las opciones novedosas están en constante comparación y mejora, lo que garantiza mejores resultados para los pacientes.

Hablar con un profesional de confianza en cirugía plástica como el Doctor Secorun es la mejor manera de determinar el tratamiento más adecuado para corregir los pezones invertidos y mejorar tanto la estética como la funcionalidad del pecho. Además de en este tipo de intervenciones, el Dr. Secorun es especialista en otro tipo de operaciones como la de aumento de pecho o la reducción del mismo.

Dr. Mario Secorun
Cirujano Plástico
Director de la Unidad de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora de la Clínica Montpellier en Zaragoza. Cirujano plástico con más de 30 años de experiencia. Ha realizado más de 5000 cirugías exitosas y es miembro de las más prestigiosas asociaciones.