nueva piel

Una Nueva Piel para los quemados

A medida que la piel envejece, la nueva piel se vuelve menos firme y menos elástica, problemas que pueden verse exacerbados por la exposición al sol. Esto afecta la capacidad de la piel de proteger contra temperaturas extremas, toxinas, microorganismos, radiación y lesiones. Hace unos 10 años, un equipo de investigación se propuso desarrollar una capa protectora que pudiera restaurar las propiedades de una piel sana, tanto para aplicaciones médicas como estéticas.

“Empezamos a pensar en cómo podríamos controlar las propiedades de la piel recubriéndola con polímeros que impartirían efectos beneficiosos”, dice Anderson. “También queríamos que fuera invisible y cómodo”.

Los investigadores crearon una biblioteca de más de 100 polímeros posibles, todos los cuales contenían una estructura química conocida como siloxano, una cadena de átomos alternantes de silicio y oxígeno. Estos polímeros se pueden ensamblar en una disposición de red conocida como capa de polímero reticulado (XPL). Luego, los investigadores probaron los materiales en busca de uno que mejor imitara la apariencia, la fuerza y ​​la elasticidad de una piel sana.

“Tiene que tener las propiedades ópticas correctas, de lo contrario no se verá bien, y tiene que tener las propiedades mecánicas correctas, de lo contrario no tendrá la fuerza adecuada y no funcionará correctamente”, dice Langer.

Nueva Piel:

El material con mejor rendimiento tiene propiedades elásticas muy similares a las de la piel. En las pruebas de laboratorio, volvió fácilmente a su estado original después de estirar más del 250 por ciento (la piel natural puede alargarse alrededor del 180 por ciento). En pruebas de laboratorio, la elasticidad de la nueva XPL fue mucho mejor que la de otros dos tipos de apósitos para heridas que ahora se usan en la piel: láminas de gel de silicona y películas de poliuretano.

“Crear un material que se comporte como la piel es muy difícil”, dice Barbara Gilchrest, dermatóloga. “Muchas personas han intentado hacer esto, y los materiales que han estado disponibles hasta este momento no han tenido las propiedades de ser flexibles, cómodos, no irritantes y capaces de adaptarse al movimiento de la piel y volver a su forma original”.

El XPL se aplica actualmente en un proceso de dos pasos. En primer lugar, los componentes de polisiloxano se aplican a la piel, seguidos de un catalizador de platino que induce al polímero a formar una fuerte película reticulada que permanece en la piel durante hasta 24 horas. Este catalizador debe agregarse después de aplicar el polímero porque después de este paso, el material se vuelve demasiado rígido para extenderse. Ambas capas se aplican como cremas o ungüentos, y una vez que se extienden sobre la piel, XPL se vuelve esencialmente invisible.


Personal alta cualificación

Un gran equipo de profesionales de la salud a tu servicio.

PROFESIONALES MÉDICOS
Instalaciones última generación

Los medios más avanzados junto con las mejores técnicas.

CLÍNICA MONTPELLIER

PIDE CITA SIN COMPROMISO

876 26 46 65  –  976 38 34 34