¿La cirugía estética es solo cosa de mujeres?

Ni mucho menos. En los últimos años hemos visto que ha habido un incremento de la cirugía estética en los hombres, debido al aumento de la preocupación por la imagen que ya no solo afecta como tradicionalmente ha sido a las mujeres sino también a los hombres. Y estos se han dado cuenta de que la imagen es muy importante en nuestra sociedad y que hay que estar bien, primero consigo mismo y después para los demás. Hace 25 años un 10 % de los pacientes eran hombres y un 90 % eran mujeres. Ellas se hacían las típicas operaciones, aumento de pecho, liposucción, elevación etc.

Luego los hombres han empezado a preocuparse por su aspecto y ahora representan alrededor del 40 % de los pacientes frente al 60 % de mujeres. Los hombres se preocupan más por su aspecto facial y suelen operarse de nariz, parpados, orejas y rejuvenecimiento facial. Con los años han aprendido además que también hay otras zonas como el abdomen y el pecho. Aquí se produce una acumulo de grasa que llamamos ginecomastia y que muchos hombres no saben que se soluciona con una simple liposucción en la mayoría de los casos.

La denominación de nuestra especialidad es cirugía plástica, reparadora y estética. La cirugía plástica se ocupa de la remodelación de la piel y tejidos blandos del cuerpo humano en general. Nuestra especialidad, como muchos campos de la cirugía, tuvo un gran avance en los periodos de guerras o en casos de grandes catástrofes o accidentes que obligaron a desarrollar técnicas para reparar grandes heridas, lesiones, perdidas de piel considerables que no curan por si solas si no se hacen injertos de piel, el tratamiento de los grandes quemados etc. Y derivado de todos estos avances se comenzó a practicar la cirugía por cuestiones de estética, no solo tras una enfermedad, tumor o accidente, sino para buscar una armonía en el cuerpo y sobre todo buscando un elemento que nos hace bellos que es la proporción y la simetría.

La cirugía como cualquier actividad humana tiene un riesgo, pero es un riesgo fácilmente controlable. Es como conducir un coche, tiene un riesgo pero si conduces bien es difícil tener un percance. En cirugía estética tenemos una primera gran ventaja y es que los pacientes son en su mayoría pacientes sanos a los además realizamos todas las pruebas preoperatorias como si en realidad fueran pacientes enfermos para asegurarnos de que están sanos y reunen las condiciones perfectas para someterse a una cirugía, sea de estética o fuera de cualquier otra especialidad. Esa en una gran ventaja. La segunda gran ventaja hoy en día es poder contar con los medios necesarios como los que tenemos en Clínica Montpellier para realizar una intervención sin ningún contratiempo y con total seguridad.


PIDE CITA SIN COMPROMISO

976 75 77 06 – 976 38 34 34

F I N A N C I A C I Ó N